Caldo

16
Mar

Caldo

Nivel de dificultad: | Rinde para: Personas

Si bien los caldos en cubos funcionan, no hay como los caldos caseros. Utilizas ingredientes frescos y controlas el sodio, así es que son mil veces más sanos y saludables. Los caldos son la base esencial de sopas, salsas y risottos y lo ideal es hacer una buena cantidad para mantener porciones congeladas en recipientes, para usarlas cuando lo necesitemos. Duran hasta tres meses en el freezer. ¡Vamos a hacerlo!

Ingredientes:

  • 1 pollo un pedazo de carne (sólo son huesos o también con su carne, si la necesitamos)
  • 1 cebolla en cuartos
  • 2 zanahorias en trozos
  • 1 puerro picado de manera irregular
  • 1 ramita de apio en trozos
  • Perejil, cilantro y hoja de laurel
  • Sal y pimienta en grano

Preparación:

Tenemos dos opciones para hacer un caldo: echar el pollo o la carne directamente a cocer o asarlos previamente. Recomiendo asar las presa de carne en el horno, ya que eso hará que el caldo que más sabroso.

En una olla grande agregar el pollo o la carne trozados juntos a todas las verduras, cubrir con abundante agua fría y salpimentar.

A medida que se calienta y empieza soltar la espuma, hay que ir retirándola con la ayuda de un cucharón o de una espumadera, ya que son las impurezas. Cuando ya empiece hervir, bajar un poco el fuego y dejar que siga hirviendo por una por unas dos horas.

Finalmente, apagar el fuego, esperar a que se enfríe y colar.

→ Si quieres un caldo de verduras, olvídate de las carnes y recurre a las verduras que tengas en tu refrigerador.

También te puede interesar...
Queque de pizza y sopa de zapallo con zanahorias asadas
Crema de choclo y albahaca
Sopa Ramen
Sopa de lentejas rojas y curry casero