Green Glass: los vasos más bacanes del mundo

Green Glass en Plan V
26
Sep

Green Glass: los vasos más bacanes del mundo

Nivel de dificultad: | Rinde para: Personas

Los proyectos que aportan a este mundo y que se hacen con un cariño entrañable, merecen ser aplaudidos, reconocidos y compartidos. Así me pasó el otro día, cuando fuimos a conocer la gran pega de Green Glass que conocerán en detalle en el próximo capítulo de #PlanV.

Les cuento qué es Green Glass: es una marca de vasos de vidrio elaborados a partir de botellas usadas. La idea se le ocurrió a Oscar Muñoz, quien después de pasar por varios periplos –que puedes leer aquí-, finalmente logró encausar las ideas de su mente, su energía y ganas de mejorar el mundo, en un proyecto real. «Mucho más allá de hacer vasos de botellas, buscamos salvar el mundo. Con Green Glass queremos demostrar que el vidrio no es basura, que se reconozca y valore el trabajo de los recicladores de base -todas las personas que se dedican a recoger y separar una a una las botellas que botamos a diario-, enseñarle a las personas a reciclar y a parar de comprar tonteras, hasta que cada vaso del mundo sea de botella», dice.

En su página web puedes conocer todo sobre el proyecto, desde el día que se gestó -cuando se quebró la primera botella que se convertiría en vaso-, hasta hoy que es una marca que vende sus productos en 10 países. A partir de botellas de vodka, de cerveza, de agua mineral, de vino y de lo que sea, Oski -su apodo- y su equipo crean vasos de todo tipo: largos, cortos, copas, etc. Además, puedes llevar tus propias botellas para que te las corten, y venden otros productos de vidrio como artesanías, platos, lámparas, etc. Estos son algunos de sus vasos:

Green Glass

Green Glass

captura-de-pantalla-2016-09-26-a-las-12-04-48-p-m

captura-de-pantalla-2016-09-26-a-las-11-54-49-a-m

A seis años del nacimiento de Green Glass, Oski cuenta: «El mayor desafío que hemos tenido es lograr que Green Glass funcione y crezca sin que tenga que estar yo de por medio. Y haber partido a los 18 años sin capital mientras estudiaba en la universidad también fue difícil. Pero valió la pena completamente». Tanto así, que con su novia fotógrafa –la seca Gita– crearon también la plataforma Haciéndola, que es una web que te ayuda y orienta en el caso de que quieras decirle chao al jefe e iniciar tu propio emprendimiento. Puedes ver su instagram también, que es bello: @haciendolajuntos.

green-glass-9

El Oski y yo posando con los bellos vasos de Green Glass

green-glass-13

El Oski me muestra sus mil y un ideas en el centro de operaciones de Green Glass

green-glass-14

Yo, Gita y Oski <3