#PanzaVir: Datos de embarazada

03
Sep

#PanzaVir: Datos de embarazada

Nivel de dificultad: | Rinde para: Personas

Entre las grabaciones de #PlanV, mi programa de radio —la Ruta Oasis—, mis tres hijos, mi marido y mis tejidos, no había tenido tiempo de sentarme a escribir y anotar mis mejores datos de embarazada.

El primero es un tip ultra mega simple y costo cero. Una noche en la que estaba muy parqueada, me metí a Internet y comencé a cachar la gran cantidad adminículos, gadgets y todo tipo de leserillas que venden para determinar el sexo de la guagua. De hecho, la tienda Bebe Urbano vende un test y estuve a una tos de comprarlo, pero mi ansiedad pudo más y al final opté por un truco casero que me permitía saber enseguida el sexo de mi futura guagua (que es niña, por cierto). El método es tan fácil como mezclar la misma cantidad de bicarbonato con pipí. Sí, tal como lo leen. Si llenan medio frasquito con pipí, entonces deben tener medio frasquito de bicarbonato. Después lo mezclan, lo revuelven y ¡voilá! Estará listo el resultado.

via GIPHY

Si de la mezcla sale una espuma semejante a la de un schop es porque es hombre y si no pasa nada, se supone que es mujer. Conozco a cinco mujeres embarazadas que se lo hicieron —ya, si sé que no es un muestra tan grande— y le achuntó. ¿Cuático o no? Sé que no tiene ninguna ciencia, pero bueno, sirve para distraerse un rato. Si hay un/una facultativo/a por ahí, que nos cuente si es cierto o no.

Dicho esto, vamos con la ropa para embarazadas. Voy a enumerar para que quede más ordenado.

  1. Los jeans de Made, fueron todo un hallazgo. Si pueden vayan a darse una vuelta, les juro que les solucionará la existencia.
  2. Le saqué el jugo a mis camisetas y blusas de Mae Maternity. Además, ahí también encontré pantalones más elegantes para instancias para formales.
  3. He ocupado hasta el hartazgo las calzas y las poleras holgadas de Nala Maternity, muy exquisitas porque son de algodón.
  4. En mis tiempos de ocio he vitrineado harto por ASOS Maternity. En el caso de comprar, hay que fijarse bien en las tallas.
  5. También pueden ir a darse una vuelta a H&M del Costanera Center, que tiene un área de ropa para embarazadas.

Otro ítem importante, cremas. Las que uso son:

  1. Bio Oil.
  2. Eucerin.
  3. MAM.

Para que tengan efecto hay que aplicarse todas las mañanas y noches, casi religiosamente, en la panza, los muslos, las pechugas o donde quieran. No le pondré link a estas cremas porque por lo general las encuentran en todas las farmacias (Cruz Verde, Ahumada, Salco Brand, etc) y, eventualmente, en los supermercados. Además de embetunarme, voy dos veces a la semana a masajes con Camila, quien es kinesióloga especializada en ejercicios y terapias de pre y post parto. Una seca. Otra talentosa es Constanza Szalay, fundadora de Mamá Activa, un centro que reúne a un equipo de kinesiólogas, matronas, profesoras de Educación Física y nutricionistas calificadas para brindar apoyo seguro a las mujeres embarazadas y en etapa de post parto, a través de sus diferentes servicios.

Y por último, datos para no aburrirse:

  1. Todas las lanas e hilos los compro en Revés Derecho, Tienda Hilar, en Cordelia (donde compré un costurero hermoso) o en Madajo, que tiene unos muy buenos kits de tejido.
  2. Todo el mobiliario, la silla para comer, el coche y la silla para el auto de mi Fer, los compré en Stokke.