Vacaciones 2020

26
Feb

Vacaciones 2020

Nivel de dificultad: | Rinde para: Personas

Ya estoy en Santiago y antes de que empiece la locura, les comparto lo que fueron estas vacaciones en mi blog, porque no hay instagram que aguante la cantidad de fotos que tomé y tampoco los quiero aburrir jajaja

Los primeros 8 días fueron en el Lago Colico. La Fer descubrió la maravilla de bañarse en el lago y estrenó bikini print.

Cocinamos, alcancé a tejer algo e hicimos muchas caminatas familiares. Por supuesto que hubieron llantos y peleas de hermanos que no fueron captadas y que no vale la pena ni recordar jajaja.

Ricas tardes de manualidad, cocina y conversación!

Con Rafa hicimos la balsa de palitos recogidos en el lago, muy entretenido y además funcionó perfecto!

Me subí al saca chucha porque no fui capaz de negarme a la petición y cara de emoción cuando el parcito me lo pidió.

Hicimos muchos paseos y trekking, con la Fer en la mochila y listo!

Luego partimos a casa de mi mamá en Villarrica. Allí los niños se quedaron 2 días con ella mientras yo viaje rápido a Santiago para poder avanzar en el cambio de casa. Como la producción del nuevo libro partía el 24 de Febrero, necesitaba dejar mi cocina nueva lista. Por suerte estaba mi hermana que es la Thermomix humana y me ayudó en el proceso, ítem no menor cuando eres una asumida amante de las pilchas.

Primer almuerzo en la cocina, con los mejores arquitectos, Agustín Zegers y mi hermana Alejandra Demaria. Ambos de Estudio Valdés Arquitectos.

Luego volvimos por 10 días en familia. Llenos de paseos y almuerzos. Con un clima que nos permitió hacerlas todas y nos dejó listos para la etapa que se viene: CAMBIARSE A LA CASA NUEVA. Se viene pesado, sumado a que será simultáneo a la producción de mi nuevo libro, pero todo saldrá bien porque amo lo que hago, mi familia y vivir la vida a concho.

Fue muy rico este verano porque ya todos están más grande y pudimos hacer varios paseos. Aquí fuimos a Cerduo, un paseo muy lindo para hacer en familia con algunas partes más intensas pero que vale full la pena cuando llegas a las cascadas!

La última semana de vacaciones llegaron nuestros mejores amigos con sus niños, con los que veraneamos todos los años en Villarica. Todos juegan, conversan, se bañan, comen arándanos, lo máximo! Full vida de campo y lago que tanto les gusta y nos hace tan bien.

El panorama de las mañana para Rafa era llevar a los más chicos a sacar arándanos y la Fer se enojaba con Diego (el hijo de mi amiga que obvio soñamos con que se casen y seamos consuegras), porque le comía todos los arándanos que sacaba.

Otra de las cosas lindas que pasó este verano es que le dimos la bienvenida a un nuevo integrante a la familia sureña. Mis niños son mega dog lovers así que fue todo un acontecimiento la llegada de Deika, que la van a echar demasiado de menos pero la vamos a venir a ver en el invierno.

La Fer todo un personaje no se despegó de un parlante que le compré porque está fanática de la música y se paseaba cantando y bailando.

El volleyball fue el deporte del verano y yo obvio que lo di todo como si estuviera jugando la final de las olimpiadas.

Aproveché de cocinar mucho en el horno de barro y disco. Varias recetas de las compartí en instagram.

Aquí les dejo un par más de fotos… imposible hacer una selección jajaj

Aquí algunas fotos familiares, es que lo pasamos tan bien!

Que verano más rico y qué manera de gozar. La mejor manera de cargar energías y llegar full para este año que se viene con todo. Ya estoy en Santiago en la casa nueva en la cocina que siempre soñé y preparando este nuevo libro que es para y de mis niños ya que son recetas que podrán hacer con sus amigos, en familia, que son fáciles, prácticas y con ingredientes sencillos.