Virginia Demaria: Conectada

02
May

Virginia Demaria: Conectada

Nivel de dificultad: | Rinde para: Personas

Les dejo la entrevista que me hicieron hace muy poquito, para la revista Mujeres de La Hora. 🙂



VIRGINIA DEMARIA: CONECTADA

Por: Lisette Ávila O. / Fotos: Nicolás Abalo / Producción: Belén Muñoz / Maquillaje: Alejandra Vera

Acaba de lanzar su último libro, el que reúne todo el ajuar que le tejió a Fernanda, su cuarta hija. En él detalla todo el proceso creativo que vivió e invita a los lectores a darle sentido al acto de tejer. Por eso el título de su publicación: ‘Hecho por ti te hace feliz’.

Virginia Demaria teje desde que aprendió a contar y a mantener firmes los dos palillos en sus manos. Teje porque le gusta, porque la desestresa y porque alivia su hiperactividad. “Si yo hubiera sido niña en estos tiempos y con todas las especialidades que existen hoy, me hubiesen diagnosticado déficit atencional e hiperactividad”, dice, y luego saca su tejido de una gran bolsa. Pese a que Virginia siempre está en proceso de creación hay un momento de la vida en el que ese continuo hacer se multiplica sin límites: el embarazo. Eso le ha pasado con sus cuatro hijos, a quienes les ha tejido un ajuar completo con diseños únicos e irrepetibles. “Hay prendas que guardo y otras que se las voy regalando a mis amigas. Creo que es muy bonito hacer ese tipo de obsequios”, dice.

Producto de su cuarto embarazo no solo nació su pequeña Fer –como dulcemente llama a su hija de siete meses-, sino que también su libro, ‘Hecho por ti te hace feliz’. Una publicación que fue recientemente lanzada por la editorial Planeta y en la que Virginia enseña más de 28 proyectos para tejer a recién nacidos y niños de hasta dos años. Chalecos, calzones de lana, enteritos, pantalones, vestidos, mantas, botitas y jardineras son algunas de las piezas que nos hacen recordar esos antiguos libros de tejidos de nuestras abuelas.

¿Lo comenzaste a tejer apenas supiste que estabas embarazada?

Sí. Tengo una foto de Fer con un enterito a rayas grises, que fue el primer tejido que le hice. Después, cuando me confirmaron que era mujer, aparecieron los vuelos, las flores y todos los detalles. Esto se los he hecho a todos… He tejido móviles, chales, etc.

¿Estuviste tejiendo hasta el final del embarazo?

Hasta los últimos meses. De hecho, el libro se había ido a la imprenta y se me ocurrió agregar un patrón de un enterito a croché que quedó maravilloso. ¡Así es que a la Fer le quedan al menos dos años para estrenar todos los tejidos!

Imagino que muchos de tus seguidores te piden libros de tejidos para todas las edades, ¿por qué siempre haces patrones para niños?

Es que como soy ansiosa solo puedo tejer chalecos para niños. Sé que el chaleco para adulto no lo voy a terminar. Me encanta tejer para chicos, tanto así que los zapatitos los hago en una reunión de apoderados.

Virginia, con el movimiento feminista los estereotipos de mujer tejedora y otros han sido cuestionados. ¿Qué opinas de ello? ¿Has recibido algún comentario en tus redes sociales?

Lo que yo hago es quizás todo ese estereotipo del cual el feminismo quiere desprenderse, y que es la imagen de la mujer en casa tejiendo y cocinando. Pero ese hacer lo he llevado a un empoderamiento, es decir, a ser dueña de lo que yo hago, de elegirlo y no porque se me asignó esa tarea. Yo crecí con una mamá que quedó viuda a los 38 años y con cinco hijas. Tuve una madre que me dijo que todo me lo tenía que ganar por mi cuenta.

¿Qué opinas de los movimientos internacionales de hombres tejedores?

Sí, es un movimiento muy fuerte y, pese a ello, el acto de tejer todavía se le adjudica a la mujer. No hay nada más sexi que ver a un hombre tejer.

Además de tu libro, estás viviendo un nuevo giro con tu programa Plan V (13 Cable). ¿De qué se trata?

Es que nuestro equipo se consolidó tanto que el público comenzó a percibirlo a través de las historias y las redes sociales. Decidimos mostrar todo lo que pasaba detrás de cada grabación y eso le ha gustado mucho a la gente. Estamos saliendo a grabar dos o tres días y es un verdadero viaje de estudio. Además puedo dormir de largo y en una cama sola, ja ja.

¿Hacer Plan V es tu trabajo ideal?

Tuve que estar muchos años en matinales hasta que logré tener lo que siempre soñé, que era hacer un programa de cocina y manualidades, y en el cual lo único que hago es aprender cosas nuevas todos los días.

¿Tuviste alguna otra ambición televisiva?

La verdad es que no. Nunca me ha interesado tener un estelar. Solo me siento cómoda en la medida en que estoy aprendiendo o enseñando.

¿Por qué crees que el público disfruta tanto de los programas de manualidades y comida?

No te sabría dar una respuesta exacta, pero siento que cuando las cosas son genuinas y de verdad, eso se transmite. En la medida en que tú lo creas y lo transmitas desde la honestidad el resultado tiende a ser positivo.

¿Tienes pensado el tema de tu próximo libro?

Me gustaría hacer uno para que los niños pudieran cocinar solos… Recetas sin horno ni sartén; y también uno de actividades para padres e hijos.

Mamá otra vez

El libro de Virginia contiene los patrones de tejidos, un manual con puntos básicos y, por supuesto, fotos de Fer luciendo algunas de las prendas. Algunas posando, unas durmiendo y otras sonriéndole a su progenitora.

¿Cómo te sentiste en este último embarazo?

Espantoso como hasta la semana doce. Y mis amigas me decían que yo les había hecho jurar que debían recordarme –si yo quería tener otro hijo– lo mal que me había sentido con Rafael (el tercero). Pero bue… Recuerdo que habíamos planificado un viaje al Sudeste Asiático y dos semanas antes de viajar me hice el test y me salió positivo. Tuvimos que cambiar el destino y nos fuimos a Australia, y allá me lo vomité todo, ja ja.

Tienes una familia numerosa. ¿Cuál ha sido el desafío de esta cuarta maternidad?

Como Rafa había sido mi guagua por cinco años y era muy regalón, decidí prepararlo. Cinco meses antes de que naciera Fer fui al sicólogo con él porque comencé a notarlo con algunas actitudes en relación a la llegada de su nueva hermana. No te voy a decir que todo se ha dado perfecto, pero se lo ha tomado bien. Se enoja más con otras cosas que con su hermana. Por lo menos no es de los niños que empujan el coche, ja ja.

¿A Fernanda le pusiste así en homenaje a tu padre, que se llamaba Fernando?

Cada vez que me preguntaban cómo se iba a llamar la nueva guagua yo decía que Virginia. Pero un día le pregunté a mi hija mayor si le molestaba que yo le pusiera así y me dijo que sí porque podría haberle puesto a ella ese nombre. Como a mí me gustan los nombres antiguos y que no estén de moda, y soy jodida con eso, una hermana en una reunión familiar me dijo: “Este año se cumplen 30 años de la muerte de nuestro padre. ¿Por qué no le pones Fernanda?”. Y así surgió el nombre.

Tienes una relación muy especial con tu hija mayor. ¿Qué etapa viven hoy?

Es la relación más simbiótica que existe. Pero ahora estoy sufriendo la etapa en que quizás ya no soy tanto su ídola, así es que lo único que pienso es que ojalá no me odie. A veces le digo que espero que nunca llegue el momento en que ella no quiera contarme algo.

¿Qué haces en tus escasos minutos de soledad?

Ese espacio se da cuando voy a buscar a los niños al colegio y llego 30 minutos antes. Esas son mis ventanas de descanso y en ese momento tejo, respondo algún correo, escucho algún programa y hablo por teléfono en altavoz.

¿Cuál es la mística que tú y tu marido le han dado a su familia?

Yo creo que estamos muy sintonizados con mi marido. Lo que queremos como pareja lo queremos también con respecto a la crianza de los niños. Nuestra prioridad es estar todos bien, criar lo mejor posible a nuestros hijos y después tener un futuro muy entretenido los dos.


También te puede interesar...
Nuevo libro: Hecho por ti te hace feliz, muy feliz
Sábado 11 de mayo: Lanzamiento Hecho por ti te hace feliz
Booktrailer de Hecho por ti te hace feliz
¡Se viene nuevo libro de tejido! Hecho por ti te hace feliz